La canción primero

Posted by David on February 17, 2015 Blog | Tags: | No comments

Prima la canción. Parece que lo que estoy diciendo sea una tontería o una obviedad, pero no. Los que penséis como yo y hayáis grabado algún disco con esta máxima por bandera, sabréis de lo que hablo. Muchas horas pensando cómo hacer que la melodía y la letra que la acompaña lleguen lo más directas posible al cerebro del receptor. Sin interrupciones ni rodeos innecesarios. Desechando todo lo que no vista a la canción con el atuendo necesario.

La canción debe funcionar sólo con una guitarra y una voz. O con piano y voz. Todo lo que venga después ha de venir para mejorar o se marchará por donde ha venido. ¿Y qué será mejorar? Pues ni idea. Cuando lo oiga te lo podré decir. O no. También te puedes equivocar. Pero claramente nada que distraiga la atención del paquete a entregar que es una canción.

Voy a poner algún ejemplo:

 ¿Alguien se imagina una canción como Yesterday con un solo de guitarra lleno de virtuosismo al final del tema? No, ¿verdad? Afortunadamente, Sir George Martin tampoco.

¿Algún iluminado en la sala añadiría algo al groove de bajo y batería de Billie Jean? ¿Algún platito aquí o allá? Algún break intrépido de batería o un slap con el bajo? Lo digo apuntando con el Magnum 44 de Harry Callahan. Por si alguien quiere aportar…

¿Alguna idea para mejorar Every breath you take…? No, ¿verdad?

Pues ni más ni menos que menos suele ser más.

O, si se te da mal componer, siempre puedes samplear alguna canción de las de arriba y rapear por encima. Es muy importante que cada dos o cuatro compases digas AHÁ o en su defecto YEAH. Pero eso no te va funcionar con sólo piano o guitarra y una voz. Y además te perderás la satisfacción de hacer una bonita canción.

David-FranjasBlancas650

Got something to say?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *